viernes, 25 de enero de 2008


Esta es la historia de Rigoberto, un mosquito común y corriente que zumba como experto en las orejas de la gente.
FizzzZZZ Zap! FizzZZZZ ZAP!
insecticida por aquí, palmeta por allá! Lo auyentan y no se asusta, pero todo el mundo se queja porque a nadie le gusta, ese sonido en la oreja.
Qué suerte la tuya si no te toca!
Qué suerte la mía si no me zumba!
Así, poquito a poco todos ruegan, piden y esperan,
que Rigoberto, ese mosquito,
no baile cerca la rumba!
Vaya encuentro ocurrió un día o una noche
cuando el mosquito escapaba de tanta gente malvada.

Era el escondite soñado, la oreja de Jacinto Paquidermo
Un elefante muy pesado con cola corta,
trompa larga y super tierno

Cansado de escapar, menuda siesta durmió
y a la mañana siguiente cantando se despertó.
Jacinto no sabia, que tan linda melodía
la cantaba en su oído un mosquito distraido
.
Dulces versos susurraba mientras el grandote imaginaba
que liviano como el viento casi casi volaba.
Quién lo diría,quién imaginara!
Lo que a otros molestaba al elefante encantaba.

Y por esas cosas del destino y casi por casualidad no se sabe cuando no se sabe como surgió una hermosa amistad.










Ahora pasean por todos lados el grandote liviano
y el mosquito agrandado,
que se siente importante en su cuerpo de elefante.

3 comentarios:

Faruffa dijo...

I was enchanted by the story of Rigoberto, and your designs are adorables!
I'll come soon to visit your blog
Ciao :o)

diego abelenda dijo...

Ja! Ja! Qué buena la historia del mosquito y el elefante!! . . . Así que "robando" dibujos?? mmmm cómo es eso??
Gracias por tu visita
Saludos!

Merce dijo...

que linda historia !! es muy tierna !! me encantaria tenerla en mi biblioteca !!